En esta tercera Etapa de la Propuesta Pastoral, se propone frotalecer en los niños y jóvenes El COMPROMISO, como una  manera concreta de ponerse en línea con la PAZ. Porque la paz se construye tocando con la propia vida la realidad que vive el otro.

El Papa Francisco, invita constantemente a los jóvenes a salir de su propia zona de confort, para abrirse a servir y salir al encuentro de las necesidades que los rodean. “Ustedes jóvenes tienen una gran sensibilidad para reconocer el sufrimiento de otros. Pero también puede suceder que hayan nacido en ambientes donde la muerte, el dolor, la división han calado tan hondo que los hayan dejado medio mareados, como anestesiados: dejen que el sufrimiento de sus hermanos colombianos los abofetee y los movilice. Ayúdennos a nosotros, los mayores, a no acostumbrarnos al dolor y al abandono”.