En esta PRIMERA ETAPA  de la Propuesta Pastoral se busca invitar a cada joven a hacer experiencia de ir a lo esencial, de CONECTARNOS con Cristo a través de la ESCUCHA de la Palabra, la ORACIÓN, la vivencia de la vida sacramental y el fortalecimiento de la FE.

CONECTARSE quiere decir experimentar la presencia de Dios en la propia vida. Esta conexión no se logra de la noche a la mañana, es necesario buscar los medios para que sea el mismo Jesús quien fortalezca en cada joven, la vida de FE profunda como el primer presupuesto para el DISCERNIMIENTO, que conduce además a la experiencia de IR AL INTERIOR a través de la escucha y la oración.