UNA MISIÓN QUE COMENZÓ CON UN SUEÑO...

El sueño de los 9 años se titula el primer sueño de Don Bosco porque es el inicio de un sueño de toda la vida. El sueño comienza hacia 1825, y se va repitiendo y en el inconsciente de Juan se va prologando, pero realmente el sueño en Don Bosco es uno solo: los muchachos más necesitados. Su vida tiene un solo significado: llegar a los muchachos, darles confianza, transformarlos, ganarlos para Dios.  En ese sueño encuentra su proyecto de vida e intuiciones para actuar. Cuando tiene más de 70 años, el sueño se sigue repitiendo, pero ahora el panorama es mundial, los muchachos del sueño capturan a Don Bosco.

                          ASISTENCIA SALESIANA

La asistencia salesiana implica también dos condiciones de la caridad pedagógica: la exigencia de una voluntad constructiva y la modalidad de la “amorevolezza”, que reviste de familiaridad, de alegría y de sentido común todas las manifestaciones de las relaciones entre educadores y estudiantes. Estos rasgos de nuestras obras salesianas van logrando en cada institución un ambiente y un estilo de relaciones muy particular, en donde los NIÑOS Y JÓVENES se sienten realmente amados.

           DIMENSION POLITICA DE LA PEDAGOGIA DE                                    DON BOSCO

Don Bosco sintetizó el objetivo de la educación con una frase sencilla y comprensible: llevar al joven a ser “un honrado ciudadano y un buen cristiano”. Con esta frase, quería expresar la integridad de su ideal: formar constructores de la ciudad y hombres creyentes. De esta manera, se tienen en cuenta todas las dimensiones de la personalidad. 

                    DON BOSCO con DIOS

Debido a la actividad continua y variada de Don Bosco, no se puede eludir una pregunta: "¿Podrá rezar Don Bosco?" Tal ritmo de vida no podrá dejar tiempo para la oración "formal". Esta actitud creó no poco escándalo en una época en la que bastantes consideraban que el trabajo era tiempo restado a la oración. La "oración rezada" reclama suspensión de toda actividad externa, concentración, recogimiento, lugar y tiempo apropiados; cosas que, en una vida  ominada por la acción, como la de Don Bosco, parecen totalmente imposibles... Su Causa de Beatificación tuvo que hacer frente a esta objeción: "¿Cuándo rezaba Don Bosco?", 

Para responder esta pregunta te recomendamos leer y reflexionar esta separata del Bicentenario.

  La presencia de MARIA en la vida de DON BOSCO




Para Don Bosco, María no es solamente objeto de veneración y de fe, sino una experiencia vital que condiciona en muchas ocasiones sus opciones más profundas y su modo de vivir la propia espiritualidad. María es, para él, una persona viva y operante que ilumina su camino, sostiene sus esfuerzos y le ayuda de muchas maneras, incluso en ocasiones de manera extraordinaria.

 

          La RESILIENCIA y SISTEMA PREVENTIVO

Los diferentes estudios confirman la sospecha que los docentes tenían hace tiempo: que más que ninguna otra institución aparte de la familia, la escuela puede brindar las condiciones para desarrollar la resiliencia en los jóvenes, alcanzando las metas establecidas y el éxito personal y académico. Lamentablemente en las escuelas (como ocurre también en la salud) con frecuencia se pone más empeño en detectar los problemas, déficit, falencias, en fin…la patología; en lugar de buscar y desarrollar virtudes y fortalezas.

 

Los estudios sobre el tema ofrecen una mirada mucho más positiva y proactiva. Por un lado, brinda la esperanza de que todos los que sufren estrés y traumas en su vida, pueden superarlos