¿QUÉ ES EL ASOCIACIONISMO?


El asociacionismo salesiano, es la forma grupal y comunitaria, como se vive la Pastoral Juvenil Salesiana, en orden a la misión de ser signos y portadores del amor de Dios a los jóvenes.

Desarrolla la tarea educativa evangelizadora, del carisma, animado por la presencia amiga y solidaria de laicos, jóvenes, adultos y salesianos, coadjutores o presbíteros, que impulsan a los miembros de los grupos y asociaciones juveniles, como Movimiento Juvenil Salesiano, al pleno crecimiento humano, a la iniciación en el compromiso social eclesial y pastoral, a través de itinerarios formativos hacia la construcción de la nueva sociedad y de la Iglesia.

 

La EJS conjuga o ejes centrales: la interioridad y la proyección social.

Esta conjunción da prioridad a diversos elementos, tales como:

  • ALEGRÍA: Como expresión externa de la felicidad que experimentamos al sentirnos bien con Dios, con los demás  y con nosotros mismos.

 

  • AMISTAD: Como entrega de la propia persona y acogida incondicional del otro.

 

  • VIDA DE CADA DÍA: Como el lugar más adecuado que Dios nos ofrece para encontrarnos con Él, y de esta manera crecer y realizarnos como personas.

 

  • JESUCRISTO RESUCITADO: Compañero de camino y modelo de referencia, con el que estamos llamados a establecer una relación profunda a través de la Palabra, la oración y los sacramentos, especialmente la Reconciliación  y la Eucaristía.

 

  • IGLESIA – COMUNIDAD: De todos los que viven según el estilo de  Jesús, y la hacen realidad siendo miembros activos y responsables.

 

  • MARÍA AUXILIADORA: La mujer llena de vida, primera< creyente, que colabora con Cristo en la obra de la salvación, nos anima y auxilia como madre y maestra.

 

  • COMPROMISO: Como responsabilidad de asumir la propia tarea de colaborar con la construcción de una sociedad más humana y más justa, a la luz de los  valores del Evangelio, con predilección por los jóvenes más pobres.